Con salud digital aplicada se está conociendo mejor la diabetes que ataca a los mexicanos; hay que mirar hacia una atención personalizada que permita la prevención

Transformar el sistema de salud con uso de las tecnologías de información y telecomunicaciones para impulsar una atención oportuna y la prevención de enfermedades crónicas.

En el marco del Digital Health Forum México 2019 conversamos con el doctor Roberto Tapia Conyer, director de la Fundación Carlos Slim respecto a los avances en el conocimiento de la diabetes, su comportamiento y el uso de las tecnologías de información y telecomunicaciones para impulsar una atención oportuna y la prevención de enfermedades crónicas. Todo ello, buscando la transformación del sistema de salud para enfocarlo en la persona y su familia.

El enfoque que hemos tenido es ir hacia una evolución constante de la integración de la salud digital en el mejor conocimiento de las principales causas de carga de enfermedad en la población mexicana”. Explicó que donde más se han enfocado y seguirán dando prioridad es en enfermedades crónicas como diabetes y ahora también la prediabetes; hipertensión arterial, la prehipertensión; y también un problema muy importante como es la obesidad.

Génesis de la diabetes y su comportamiento

Al comentar respecto del trabajo de la Fundación Carlos Slim en el conocimiento de la diabetes, señaló: “lo que hemos integrado es la evolución de la ciencia de datos y de las plataformas digitales, sobre todo la telefonía celular y la capacidad de interacción y de procesamiento de información. Cómo aprovechar el conocimiento generado desde la ciencia médica, que se reexpresa con nuevas tecnologías que son básicamente la genómica, la proteómica incluso todo lo que es la ciencia de la fluídica. Esto nos ha permitido,  junto con proyectos de investigación patrocinados por la Fundación en alianza con múltiples instituciones nacionales y en el extranjero, conocer mucho más en el caso de diabetes”.

Detalló que entre el aprendizaje más reciente, hoy puede decirse que de los 100 genes que se conocen vinculados a la diabetes, en la población mexicana se expresan 56 de ellos. “Esto nos habla de la complejidad del problema”. Dentro de esos 56, explicó, “ya existen algunos patrones para determinar cuál es la alteración metabólica que tienen y cómo eso es el origen del cuadro de la diabetes“.

Riesgo de la obesidad

Con base en los estudios que ha hecho la Fundación, podemos ya empezar a catalogar por decirlo así, pues se encontró que existe una población como de 7 genes que caracterizan al 80% de las personas que viven con diabetes en México. Después ya tenemos algo tan específico como sacar el 8% en donde un solo gen, el FTO, es el que está vinculado con el riesgo de la obesidad. Entonces una persona que lo tiene, está en una condición de riesgo mayor que el resto de la población de desarrollar obesidad. Esto es muy importante, si lo vemos desde la población escolar”.

Comenta que se han descubierto otros genes en la población mexicana con un nivel de identificación de riesgo que antes no sabíamos. Es el caso del gen SLC16A11: “se pensaba que no existía en la población mexicana latina, porque se conocía sólo un 4% en Asia. Cuando se hacen los estudios de la genómica de la diabetes en población mexicana, en colaboración con los Institutos de México y de Harvard, se descubre que es un gen que incrementa la probabilidad de riesgo de diabetes hasta en un 26% cuando viene de un solo padre o madre. Pero cuando viene de los dos padres, el riesgo de desarrollar diabetes puede incrementarse hasta en un 40%”. 

Es el momento de la prevención

Para el doctor Tapia, este es el momento relevante de la prevención: “Si colocas esto junto con una visión de la salud digital, puedes decir que esta persona está en condición de alto riesgo, y así puedes intervenir en forma más efectiva. De ahí surge el término de salud pública personalizada, que quiere decir que ya no se atiende por igual todas las personas que viven con diabetes, sino que existe N número de perfiles”. Dijo que en el caso de adultos mayores de 18 años, se han calificado 21 perfiles distintos de diabetes. En el caso de diabetes gestacional en embarazadas, han ubicado más de 24 perfiles.

Impulsando la salud digital en México

Para un mayor impulso de la salud digital en México, Tapia Conyer mencionó la importancia de contar con un acceso adecuado de Internet en todo el país. “Para todo esto el acceso a internet debe ser de un ancho de banda suficiente. En penetración estamos muy bien, pues México tiene el uso de internet por telefonía celular de los más altas de América Latina”.

Sería imprescindible, agregó, definir una estrategia nacional de salud digital, lidereada por el sector público. Pero con contribución de organismos de la academia, de la tecnología y de la industria. 

Todos tenemos la disposición, no hay nadie en contra de sumar y con reglas… cuidando mucho el tema de no conflicto de interés”. Partiendo de la transparencia, de la comunicación y la confianza como condiciones para sentarse a la mesa, “todo esto puede ser el incentivo para impulsar la salud digital”.

Cartilla de vacunación digital

En otro tema de salud digital el doctor Tapia habló de la cartilla digital de vacunación. Afirmó que ya se tiene una última versión que está por ser presentada: “es una versión que se podrá ver desde el celular. Tenemos la aplicación para padres y madres desde la cual pueden ver el esquema de vacunación de sus hijos; con lo que cerramos el circuito”.

Mencionó que la Fundación se encuentra trabajando muy cerca para su implementación con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS):el director general, el maestro Zoé Robledo es muy entusiasta. Lo estamos impulsando en el área médica con el doctor Víctor Hugo Borja y todo su equipo, así es que estamos iniciando un proceso paulatino en el estado de Hidalgo, y en el estado de Campeche. Pero se espera llegar a otros 7 estados y en el transcurso del 2020 cumplir con todas las delegaciones”.

Hacia la Cartilla de vacunación latinoamericana digital

Al mismo tiempo, compartió que la Fundación a su cargo trabaja en impulsar la cartilla de vacunación fuera de México hacia toda la región latinoamericana. De hecho, en alianza con el gobierno de Colombia; y un consorcio de países de Centro y Sudamérica trabajan en generar una cartilla del migrante . Esta cubriría el corredor que va de Venezuela a Colombia, Perú, Ecuador y por el otro lado hasta Panamá.

Con base en esa experiencia, la Fundación no descarta coadyuvar con la Cancillería Mexicana; y el Instituto Nacional de Migración  en el tema de la vacunación de los migrantes centroamericanos.

Medicina de precisión, el siguiente paso en el uso de la tecnología genómica, para tratamiento y prevensión de enfermedades

Luis Alonso Herrera Montalvo, director general del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen)

Luis Alonso Herrera Montalvo, director general del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen)

La tendencia mundial para el uso de la medicina genómica está cambiando: “la expectativa es que se empiecen a incorporar en las grandes bases de datos que tienen la información genómica de muchos individuos, variables clínicas, demográficas, culturales y también ambientales… Y con esto se logren algoritmos de análisis que sean más precisos”.

Así, en el análisis poder definir ya no solamente si la persona es o no portadora de una enfermedad; sino, adicionalmente:

  • considerar si tiene tal edad
  • es hombre o mujer
  • vive en tal lugar
  • come tal cosa

Todos estos elementos pueden ayudar a estratificar de forma más fina la aplicación de medicamentos.

Así lo explicó Luis Alonso Herrera Montalvo, director general del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen) al señalar que esto es lo que se conoce como medicina de precisión que es “básicamente dirigir el tratamiento correcto al grupo de personas correctas, en el momento más indicado”.

Durante su ponencia presentada en el Digital Health Forum México 2019, el doctor Herrera Montalvo apuntó que con ese rumbo la medicina podría enfocarse más bien en grupos de seres humanos que compartieran información, variantes genéticas y que las pudieran agrupar en distintos niveles de respuestas.

Actualmente, el número de pacientes que se ven beneficiados con el uso de las tecnologías genómicas… sobre todo en el área de cáncer y enfermedades raras, sigue siendo muy bajo… Lo que muestran los estudios es que son del 10 al 12 %” 

El doctor Herrera Montalvo detalló que dicha situación es producto de que no se conocen todas las variantes que influyen en la respuesta de un paciente a un medicamento: “En el caso de la medicina genómica estamos dando el gran peso a una sola variable y olvidamos que la enfermedad es un proceso biológico que es resultado de una interacción de muchas variables. Por eso es que sigue siendo tan reducido desde mi punto de vista el éxito que puede tener la aplicación de estas tecnologías”.

En este sentido, y en entrevista posterior consideró que para que en el sistema de salud en México este nuevo enfoque se pueda implementar, funcione y tenga un impacto real, son indispensables dos factores: 

El primero, una reorientación del uso de los recursos, para enfocarse en el análisis,  ya no solo a generar grandes bases de datos: “En los últimos 5 años, 14 países han invertido casi 4 mil millones de dólares. En China, hay un programa de medicina de precisión que para el año 2030 tiene el gran objetivo de secuenciar el genoma de 100 millones de individuos, con una inversión de más de 9 mil millones de dólares. El gran reto ahora, no es desarrollar más tecnologías de secuenciación, es como implementarlas… Tenemos que invertir en infraestructura para el análisis de esos datos. Creo que este es el punto toral”. 

El segundo, “establecer un programa nacional estratégico para investigación e implementación de la medicina genómica en nuestro país… No sólo el Inmegen, todas las instituciones públicas y privadas que han hecho grandes esfuerzos de inversión … El Instituto Nacional de Medicina Genómica debe convertirse en un centro donde se puedan hacer grandes análisis de datos que se generen en cualquier de los centros de nuestro país, e integrarlo en una política nacional”. 

De acuerdo con Herrera, “lo que ha existido desafortunadamente han sido esfuerzos no coordinados, iniciativas propias, ya sean públicas o privadas y no existe un  plan que las coordine. Creo que lo primero es establecer un plan nacional… que además establezca prioridades, porque cuando el dinero es poco, hay que priorizar su uso y establecer que se hagan sinergias entre las instituciones que están trabajando temas semejantes”.

El doctor Herrera reconoció que los recursos con que cuenta México son limitados y detalla que el presupuesto del Inmegen es de más de 200 millones de pesos al año, lo que significa apenas alrededor de 1% de los recursos con que cuentan instituciones similares en Estados Unidos o Europa.  

Debemos insistir, porque los grandes esfuerzos e inversiones que se están haciendo en otros países, no van a solucionar nuestros problemas”, concluyó Herrera Montalvo.

Digital Health Forum México (DHFM) 2019, se realizó los días 16 y 17 de octubre en la Ciudad de México. Ésta fue la cuarta edición del DHFM y fue organizado en forma conjunta por la Fundación Mexicana para la Salud (FUNSALUD); la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); la Asociación Mexicana de la Industria de Investigación Farmacéutica (AMIIF) y el Sistema de Salud del Tecnológico de Monterrey (TecSalud).

Se ha decodificado el genoma del aguacate

Los científicos han secuenciado el genoma del aguacate; revelando los antiguos orígenes de esta fruta mantecosa y sentando las bases para mejoras en la agricultura.

La investigación “The avocado genome informs deep angiosperm phylogeny, highlights introgressive hybridization, and reveals pathogen-influenced gene space adaptation” (El genoma del aguacate informa: la filogenia de angiospermas profundas, destaca la hibridación introgresiva y revela la adaptación del espacio génico influenciado por patógenos) publicada el 6 de agosto de 2019 en la revista científica “Proceeding of the National Academy of Sciences” (PNAS), sobre la decodificación del genoma del aguacate, tiene mayor relevancia para México y los más de 10 principales países productores a nivel mundial.

Investigación

En el estudio se revela por primera vez que el popular aguacate Hass heredó aproximadamente el 61% de su ADN de variedades mexicanas; y aproximadamente el 39% de las variedades guatemaltecas. Existen muchos tipos de aguacates, pero la variedad Hass, que se plantó por primera vez en la década de 1920; comprende la mayor parte de los aguacates cultivados en todo el mundo.

La investigación también proporciona material de referencia vital para aprender sobre la función de los genes del aguacate y que permite utilizar la ingeniería genética para:

  • Aumentar la productividad de los árboles de aguacate
  • Mejorar la resistencia a las enfermedades
  • Crear fruta con nuevos sabores y texturas.

El proyecto fue dirigido por el Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (LANGEBIO) en México; la Universidad Tecnológica de Texas y la Universidad de Buffalo (UB).

En la reconstrucción del genoma del aguacate, el grupo de investigación de la UGA/LANGEBIO empleó las tecnologías más modernas que tenían disponibles. Se utilizaron dos plataformas de secuenciación de nueva generación. Lo que al final permitió reducir el tiempo de secuenciación de un año y medio, a menos de un mes.

Importante para la agricultura

El creciente mercado mundial de aguacates alcanzó un valor de alrededor de $ 13 mil millones de dólares en 2017, con México, el mayor productor, que exportó unos $ 2.5 mil millones de dólares de la fruta ese año, según Statista, un proveedor de datos de mercado y consumo. En todo el mundo, los aguacates se untan o colocan sobre tortillas; se mezclan para dar sabor a las tostadas; se enrollan en sushi; y hasta se mezclan en batidos, lo que es una delicia popular en algunas partes del sudeste asiático.

Los científicos secuenciaron el aguacate Hass, y también los aguacates de México, Guatemala y las Indias Occidentales; que albergan cultivos de la fruta genéticamente distintos.

Todos los aguacates tienen el mismo genoma, solo que existen alelos o variantes de genes diferentes en cada uno. Lo que permite identificar aguacates más resistentes a una enfermedad o capaces de producir aceites de mayor calidad, entre otras características. Esa información contribuirá a futuro para seleccionar o manipular el genoma del aguacate”, mencionó por su parte Alfredo Herrera Estrella, titular de UGA/LANGEBIO del CINVESTAV, y otro de los líderes de esta investigación.

Nuestro estudio prepara el escenario para comprender la resistencia a las enfermedades para todos los aguacates“, dice Victor Albert, PhD, profesor de Ciencias de la Biología de Empire Innovation en la Facultad de Artes y Ciencias de la UB y profesor visitante en la Universidad Tecnológica de Nanyang, Singapur (NTU Singapur). Albert fue otro líder del estudio con HerreraEstrella. “Si tienes un árbol interesante que parece ser bueno para resistir hongos, puedes entrar y buscar genes que sean particularmente activos en este aguacate. Si puedes identificar los genes que controlan la resistencia a la infección y si sabes dónde están en el genoma, puede intentar cambiar su regulación. Existe un gran interés en desarrollar portainjertos resistentes a enfermedades en los que se injertan cultivos de élite“.

Esperamos que el gobierno mexicano siga apoyando este tipo de proyectos ambiciosos que utilizan tecnología de punta para proporcionar una comprensión profunda de la genómica de las plantas nativas mexicanas“, dijo HerreraEstrella.

Todo ello con el fin último de mejorar la salud de las personas, pues el conocimiento del ADN de los alimentos permitirá caracterizar mejor sus componentes y ello a su vez, favorecerá el desarrollo de conocimientos para una mejor nutrición.