Facebook e Instagram, como espacios de estudio y prevención del suicidio

Doctor saliendo de un teléfono inteligente.
Redes sociales espacios de estudio y prevención del suicidio

Las plataformas tecnológicas como Facebook e Instagram pueden convertirse en herramientas para los profesionales de la salud mental e integrar esfuerzos para prevenir suicidios o identificar problemas como autolesiones y desórdenes alimenticios entre sus usuarios. 

“… por primera vez, también estamos estudiando formas para compartir los datos que están en nuestra plataforma acerca de cómo las personas interactúan y conversan sobre el suicidio, comenzando con una apertura de la herramienta de monitoreo de medios Crowdtangle, para académicos”.

“Hasta ahora, Crowdtangle ha sido usada en las redacciones y las organizaciones editoriales para ayudarlas a visualizar lo que está sucediendo en Facebook. Pero estamos ansiosos por ponerla a disposición de dos investigadores seleccionados que trabajan en la prevención del suicidio para que puedan analizar cómo la información que se comparte en Facebook e Instagram puede ayudar a mejorar la prevención y el apoyo en esta área”. 

Es Antigone Davis, líder global de Seguridad de Facebook, quien el 10 de septiembre, Día Mundial de la Prevención del Suicidio, presentó una actualización de lo que esta empresa tecnológica internacional ha implementado desde 2018, para mejorar la seguridad de las personas que participan en sus aplicaciones (apps).

Según la Red de Periodistas, Crowdtangle funciona desde 2011. Su importancia se incrementó en 2016 cuando Facebook compra la empresa. La aplicación se puede usar como una extensión del navegador de internet

Una vez incorporada a nuestro navegador, su funcionamiento es sencillo. Se trata de una de esas herramientas de rastreo de enlaces muy útil para conocer el eco social de nuestras publicaciones (o de la competencia). Cuando estamos visitando una noticia; un reportaje (o cualquier otro enlace web), con solo clicar en el icono de la extensión se despliega una ventana con toda la actividad social alrededor del enlace”, explica Mr. WIP en el blog #REDDEPERIODISTAS

Davis, de Facebook, señala, como parte de las más recientes acciones tomadas por la plataforma en relación al tema del suicidio

“Contratamos un experto en bienestar para que se sume a nuestro equipo de políticas públicas en el área de seguridad. Esta persona se enfocará exclusivamente en el impacto de nuestras aplicaciones sobre la salud y el bienestar; y explorará nuevas maneras de mejorar el soporte a nuestra comunidad, incluyendo asuntos relacionados con el suicidio y la autoagresión”. 

Según datos publicados por Facebook, cada 40 segundos ocurre una muerte por suicidio alrededor del mundo. El suicidio es la segunda causa de mortalidad entre los jóvenes de 15 a 29 años. 

Las acciones de prevención tomadas por Facebook también incluyen atención a desórdenes alimenticios, con lo que volvieron más rigurosas las políticas que prohíben difundir este tipo de problemas en sus apps.

Algo similar ocurre con las autolesiones, Davis señala: “Hemos aumentado la severidad de nuestra política sobre las autolesiones; y no permitimos imágenes gráficas de cortes para evitar una promoción involuntaria de esta práctica; incluso cuando alguien esté procurando ayuda o se trate de una forma de expresión como parte de un proceso de recuperación. En Instagram también hemos dificultado la búsqueda de este tipo de contenido e impedimos que aparezca como sugerencia en Explore”. 

No obstante, no sólo se trata de limitar la publicación de contenidos. Se ha creado una Página de Recursos para Prevención del Suicidio; y recursos en línea (online) como foros de conversación (chats) seguros para personas que están interesadas en discutir el tema.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *