La impresión en 3D ayudará a salvar vidas en un futuro

3d Printer Print the New DNA Molecules on a white background. 3d Rendering

El avance en la impresión en 3D otorgará al sector salud posibilidades de imprimir órganos humanos en unos años. Actualmente ya se están imprimiendo tramos de huesos, como fragmentos de maxilar: “Hay muchas piezas que ahora ya funcionan y que se están colocando en pacientes”, señaló Juan José Careiro, quien participó en la mesa de trabajo sobre Regulación, realidad virtual y aumentada, Internet de las cosas, impresión 3D e inteligencia artificial, en los trabajos previos al Digital Health Forum México (DHFM) 2019.

En entrevista, Careiro explicó que la impresión 3D es una forma de fabricar objetos; un proceso de manufactura que implica retirar o agregar material, “hasta llegar a la forma de lo que estamos buscando. En este sentido, la impresión en 3D es la más sofisticada que hay ahora…y ya existen en el mundo real operando muchas cosas de impresión 3D”. 

Actualmente ya es posible imprimir tejido con flujo sanguíneo, detalló Careiro, aunque especificó que lo anterior todavía no está aprobado para su uso. Todavía hacen falta pruebas para evitar poner en riesgo a la población: “Estamos todavía a cierta distancia, pero nos acercamos con pasos acelerados a poder imprimir, por ejemplo, un órgano humano. El rango de aplicación de esta tecnología es impresionante”. También indicó que por ello es primordial que en el uso de estas tecnologías en el sector salud, se tengan altos estándares de calidad.

En su exposición, Carreiro comentó sobre el uso de la realidad aumentada: “La realidad aumentada consiste básicamente en alimentar con data que no es visible; que no está disponible al humano en su entorno natural. Agregarlo a lo que hoy está percibiendo del mundo. Regularmente pensamos en realidad aumentada solo como algo que vemos. Pero puede ser también para temas auditivos y del sentido del tacto. Es cualquier información adicional a los sentidos humanos del entorno que experimenta a través de la tecnología con simulaciones; o con registros de otros momentos. La base es agregar información a los sentidos humanos de su entorno”.

Explicó que se puede ver un uso práctico en los tratamientos de rehabilitación de un paciente, “…donde a través de la realidad aumentada puedes evaluar la marcha de un paciente, el cómo camina. Al ver los movimientos reales del cuerpo humano, puedes recomendar al paciente diferentes formas de pararse, sentarse o caminar, y de esta manera ayudar a la rehabilitación”. 

Digital Health Forum México (DHFM), que se lleva a cabo  los días 16 y 17 de octubre en la Ciudad de México, es organizado en forma conjunta por:

  • Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud)
  • Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
  • Asociación Mexicana de la Industria de Investigación Farmacéutica (AMIIF)
  • Sistema de Salud del Tecnológico de Monterrey (TecSalud)

Los comentarios están cerrados.