Telemedicina para empoderar a mujeres con monitoreo cardiovascular tras el parto

Monitoreo remoto de hipertensión posparto
Monitoreo remoto de hipertensión posparto

Mediante el uso de un brazalete que les esté monitoreando su presión arterial tras el parto desde su hogar, investigadores en Estados Unidos lograron que las pacientes puedan ser más participativas y tener mejor control en casos de trastornos hipertensivos del embarazo que comúnmente impactan a las mujeres por el resto de sus vidas.

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh y el Instituto de Investigación Magee-Womens (MWRI, por sus siglas en inglés ) crearon un programa de control de la presión arterial en el hogar para detectar rápidamente las tendencias que pueden resultar ser preocupantes en las mujeres en etapa de posparto antes de que la situación se vuelva crítica. 

Controles posparto

Para abordar el aumento de la tasa de mortalidad materna, el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, American College of Obstetricians and Gynecologists) aumentó recientemente su frecuencia recomendada para los controles posparto, comenzando dentro de las 3 semanas posteriores al nacimiento. 

Actualmente sólo alrededor del 66% de las nuevas madres diagnosticadas con un trastorno hipertensivo están regresando a la clínica. Lo que generalmente es una única cita de seguimiento alrededor de las 6 semanas posteriores al parto. 

Esa cifra se elevó al 88% cuando los investigadores le dieron a las mujeres un brazalete de presión arterial;y periódicamente les pidieron que enviaran sus lecturas por mensaje de texto a una enfermera. Esto de acuerdo al estudio “A Postpartum Remote Hypertension Monitoring Protocol Implemented at the Hospital Level“; (Un protocolo de monitoreo remoto de hipertensión posparto implementado a nivel hospitalario) publicado en la revista Obstetrics & Gynecology

Nos comunicamos con las mujeres desde donde están. En lugar de decirles que tienen que ir al hospital para todos los controles de presión arterial; justo cuando deben cuidar un nuevo bebé“; dijo la autora principal, Alisse Hauspurg, profesora asistente de obstetricia, ginecología y ciencias de la reproducción, en Pittsburgh. Agregó, “Creo que esto está respaldado por las recientes recomendaciones de ACOG; y es una oportunidad para mejorar la atención a las mujeres de alto riesgo“.

Tomando lecturas desde el hogar

Entre febrero de 2018 y enero de 2019, los investigadores reclutaron a 499 pacientes con preeclampsia;, eclampsia o hipertensión crónica, gestacional o posparto. Cada una fue dada de alta de la unidad posparto con un brazalete automático de presión arterial e instrucciones sobre cómo tomar sus propias lecturas en casa.

Registros

Un sistema computarizado integrado con los registros electrónicos de salud de las participantes, les recordaba tomar sus propias lecturas de presión arterial y frecuencia cardíaca una vez al día durante 5 días. Si sus lecturas eran normales, su cita de seguimiento de una semana se cancelaba automáticamente; como fue el caso del 43% de las mujeres.

Durante el periodo del protocolo, el número de pacientes que tomaban medicamentos para la presión arterial comenzó a disminuir. A las pacientes que dejaron de requerir medicamentos, les disminuyeron la frecuencia de sus lecturas.

Por el contrario en los casos que presentaban lecturas con alteraciones,  se generaba un aumento en la frecuencia de monitoreo, notificando automáticamente al proveedor de atención médica del paciente. Las lecturas peligrosamente altas se traducían en una visita a la sala de emergencias.

En general, el 83% de los participantes continuó el programa más allá de las 3 semanas posteriores al parto; y el 74% continuó durante 4 semanas o más.

Según los investigadores, este estudio demuestra la viabilidad y los altos niveles de participación en el programa; lo que debería ser sencillo de ampliar.

Resultados

Una de las grandes ventajas aquí es la escalabilidad“; comentó el autor principal del artículo, Hyagriv Simhan, profesor de obstetricia, ginecología y ciencias reproductivas en Pittsburgh. “Contactar a las mujeres en su ‘cuarto trimestre’ con la atención en línea nos permite involucrar a un mayor número de pacientes en una geografía más amplia con la infraestructura y la fuerza laboral que ya tenemos“.

De las 250 mujeres que completaron una encuesta posterior al programa:

  • 94% dijo que estaban satisfechas con la experiencia.
  • 82% dijo que se sentían más cómodas sabiendo que una enfermera controlaba su salud todos los días.

Uno de los objetivos del programa es unir la atención de los obstetras al monitoreo cardiovascular continuo, aunque menos intensivo. Hasta ahora, el 63% de los participantes del estudio han programado una cita o han establecido atención con un proveedor de atención primaria.

El monitoreo de la presión arterial en el hogar le da a las pacientes control. Están enviando sus números por mensaje de texto“, dijo Hauspurg. “Los trastornos hipertensivos del embarazo impactan a las mujeres por el resto de sus vidas. Por lo que tener la responsabilidad sobre su propia salud es realmente importante. Les estamos capacitando para que conozcan sus números“.

Los comentarios están cerrados.